Electricidad – Telecomunicaciones – Renovables – Climatización

960 115 681Grinelec teléfono

Cómo ahorrar energía en la empresa

Ahorro de energía en comercios y empresas

Por regla general en el pequeño comercio o las empresas de tamaño pequeño o medio (pymes) el gasto de energía supone un coste importante para la empresa, por lo que el adoptar ciertas medidas nunca está de más para lograr reducir la factura y como objetivo último, pero no menos importante, consiste en reducir la demanda energética. A continuación damos loas 5 puntos básicos para lograrlo:

1. Optimiza la factura eléctrica

Revisa la potencia contratada, y verifica que se ajusta a las necesidades reales del negocio.

2. Iluminación eficiente

Esta medida para reducir el coste energético del comercio en un inicio supondrá una pequeña inversión pero que se empezará a notar desde la primera factura. Según el tipo de negocio la demanda de iluminación variará entre un 50% y un 75% del valor total de la demanda eléctrica del negocio. Así pues las medidas a aplicar en los comercios serían:

  • Instalar y sustituir por equipos eficientes: lámparas, luminarias y equipo auxiliar. La utilización de iluminación Led contribuye al ahorro energético
  • Sustitución de luminarias. Sustituir las luminarias por otras más modernas y eficientes puede suponer un ahorro energético en la instalación de iluminación
  • Aprovechamiento de la luz natural, instalando claraboyas, aplicando el dimensionamiento de las ventanas
  • Uso de sistemas de control y regulación (automatización o implementación de sistemas de domótica) que regulen el nivel de iluminación artificial, en función del nivel de iluminación natural.
  • Uso de colores claros en el interior del local.

3. Calefacción y producción de ACS

El primer paso consiste en evitar la pérdida y/o ganancia de calor, en invierno y verano respectivamente, reduciendo la demanda energética interviniendo en la envolvente térmica: fachadas, ventanas y puentes térmicos, suelos, cubiertas y particiones interiores. Esto puede representar un mayor coste pero muchas veces las medidas aplicables pasan por cosas tan sencillas como la colocación de toldos en las fachadas que permitan bloquear o dejar pasar la luz solar en función de la época del año y la hora del día. Ajustar termostatos a una temperatura de confort interior en el local: temperatura de consigna. Cada grado que se exige a la instalación, implica un  6-8% más de consumo energético.

4. Sistemas de control y regulación

Cada vez son mas demandados los sistemas de domótica que nos permiten regular y controlar cada punto de nuestro local consiguiendo una reducción considerable en el consumo energético de cada comercio. Como ejemplo de este tipo de sistemas, se pueden instalar un sistema de climatización variable según las zonas o reguladores de la iluminación en función si hay usuarios en determinadas áreas.

5. Plan de mantenimiento, medición y seguimiento de los ahorros energéticos obtenidos

Todo proyecto de ahorro energético para la empresa (como cualquier otro plan estratégico) ha de llevar una mínima supervisión, seguimiento y medición para ir ajustándolo según las necesidades de cada negocio. Otro de los puntos fundamentales es prever un plan de mantenimiento para asegurarnos el correcto funcionamiento de todas las medidas adoptadas.

Todas estas medidas se optimizarán en el momento que contrate un instalador profesional para realizar el proyecto previo y la instalación pertinente según las necesidades concretas para cada tipo de actividad y local.